Buscar
  • Javier Bolaños

YA ESTÁ BIEN!!!

¿Para cuándo actuar socialmente sobre educación y sobre enseñanzas escolares?

Se trata de DOS necesidades sociales básicas pero diferentes; esenciales en el llamado “Estado de Bienestar” y que, por mucho que P. Sánchez lo proclame, estamos alejándonos cada vez más de ese tipo de Estado (que él claramente no entiende), primera, esencial y básicamente porque nos fallan trágicamente las dos etapas fundamentales para el bienestar de los ciudadanos –que no es lo mismo que el bienestar del gobierno del Estado (que él claramente sí entiende) -.

  • No tenemos NADA de apoyo a niños y padres que favorezca la educación en el periodo educativo de 0 a 6 años, periodo que no es etapa escolar.

  • Tenemos un desastre de etapas escolares dados los elevadísimos índices de fracaso y abandono escolar (todo lo que supere el 5% es desastroso).

Colofón: Tenemos en España 17 formas muy diferentes de afrontar la escolaridad y la EBAU o Selectividad para acceder a la post-escolaridad. Esos 17 sistemas confirman, mantienen y reflejan vivamente que son tan diversos como deficitarios, o directa y evidentemente malos, unos mucho y otros más, pero todos ellos con NADA para el periodo educativo (0 – 6 años).



En razón del NADA oigo a legiones clamando que tenemos la Escuela Infantil. Cierto, pero es escuela y queda encajada y enajenada, a todos los efectos, en etapa escolar y eso es precisamente lo más lamentable, lo más necesitado de total transformación, eso quizás es peor que NADA.


Estructural y administrativamente la Escuela Infantil es una modalidad de maltrato infantil –por suerte, la gran mayoría del personal que trabaja con esos niños, palian en muchos aspectos y neutralizan en parte ese maltrato estructural; y lo hacen a base de profesionalidad, vocación, esfuerzo y, en muchos casos, funcionando al margen de lo establecido para aliviar un poco el daño a los niños, pero a título individual -.


Y hablamos solo de la etapa 3-6 años. ¿Qué “estado de bienestar” tenemos para ciudadanos de 0 a 3 años y sus padres?... Unos meses de licencia por maternidad y paternidad; pero eso no son tres años ni tienen la ayuda educativa, no solo deseable sino indispensable, sin duda la mayor necesidad en nuestra sociedad actual.


De 0 a 6 años es la etapa específicamente educativa y no debe robarse un solo minuto de esos 72 meses para dárselo a la escuela; primero porque en sí ya es poco tiempo para fundamentar, estructurar y humanizar la EDUCACIÓN de base. Y segundo porque la escuela tiene un exceso de tiempo para su función por lo que no necesita robar tiempo justamente a la educación mucho más importante, más necesaria y más productiva, la educación de base que es la mejor preparadora para la vida, también para aprender a lo largo de la vida, si se han sentado esas bases de educación.


Educación es desarrollo de la persona con principios éticos y morales. Ese desarrollo tiene lugar muy especialmente en los 3 primeros años de vida y se habilita funcionalmente en los 3 años siguientes del niño (3-6), en los que va adquiriendo destrezas, experiencias, sociabilidad y motivación por ampliar su mundo ya que va adquiriendo la maravillosa capacidad de abstracción a través del lenguaje y también cómo aprenden sus modelos, los mayores a quienes imita, esos acompañantes educadores.


Primero lo primero: "El gran objetivo de la educación no es el conocimiento sino la acción" (Herbert Spencer). ES maltrato infantil encerrar en aulas escolares a niños necesitados del mundo, la naturaleza, la libre acción, moverse, jugar, captar, entender,... Sin entender no se aprende. El niño antes de aprender tiene que aprender-se para captar e incorporar la realidad y eso se logra en movimiento mediante la acción, a través del contacto con la naturaleza y con la realidad real, no la virtual (ni la escolar). En síntesis: Educar respetando la infancia, esa etapa, la más importante, pero corta y que nunca vuelve, y que causa estragos si no se respeta.


La acción libre del niño descubre cuán agradable es descubrir y eso se expresa en lo que llamamos juego, que para el niño es el gozoso trabajo de hacer y asombrarse con su acción descubridora. "El tacto, tocar viene antes que ver, antes que hablar. Es el primer lenguaje y el último, y siempre dice la verdad" (Margaret Atwood). "El cerebro es cableado por las manos en interacción con el mundo físico" (Melodie de Jager). La piel tiene el mismo origen embrionario que el cerebro. Nada más y nada menos.


El niño se mueve, experimenta y reconoce su cuerpo para moverlo conscientemente y así habitarlo con sus sensaciones, emociones, pensamientos, bienestar y desarrollo.


El niño imita modelos, las personas de referencia en su entorno, en contacto y en afecto; así descubre otras formas, otras posibilidades, más eficacia, mejores resultados.


Hasta los 5 - 6 años se da una especial prevalencia del hemisferio cerebral derecho, y esa es la razón por la que funcionan creativa y experiencialmente con gozo motivante. Movimiento, expresión y creatividad; juego, emoción y aprendizaje. Son los ingredientes que nutren, cablean y organizan el cerebro del niño, son los nutrientes que educan la persona y preparan para desarrollos posteriores, sin ellos la escuela es...negativa a todo efecto.


El niño acompañado con afecto y respetado en sus ritmos, sus tiempos, sus reglas y sus límites, florece y madura como niño y como persona. Para el desarrollo de la persona y su educación hay un tiempo limitado, el periodo 0 – 6 años que no vuelve jamás. No ocurre lo mismo con el tiempo para la escolaridad, es indeterminado y siempre es posible; la escuela añade, amplía y completa la educación de base; nunca puede sustituirla ni fundamentarla.


El juramento hipocrático de los médicos indica: “Lo primero es no hacer daño”. Esto es aplicable a los niños, hay que protegerles contra el enorme daño de institucionalizar la escuela a los 3 años (algunos ignorantes políticos proponen que la escuela comience incluso antes, ellos quieren más maltrato aún para los niños. Sea por ignorancia o desinformación, no les exime de la responsabilidad de tal aberración).


Tenemos la suerte de que bastantes de nuestros niños no perecen a causa del sistema escolar que les imponen sustituyendo a su educación de base; pero hay otros muchos niños, demasiados, que sufren deterioro, algunos para el resto de sus días.


EDUCACIÓN INFANTIL SIN ESCUELA, es lo que proclamamos, lo que los niños necesitan, lo que defendemos en virtud del conocimiento que hoy las neurociencias, el sentido común y los mismos niños nos aportan. Siempre con acompañamiento, en libertad acompañada para la génesis de sus aptitudes, de su organismo multifacético y su adaptación al medio como recurso cognitivo y como base sólida para aprender. “Cuando el cerebro está preparado, aprender es fácil” (Melodie de Jager).


¿Para cuándo dotar a las familias con niños 0-6 años del tiempo y el apoyo educativo indispensable para que podamos tener una ciudadanía educada que produzca un “Estado de Bienestar” auténtico y sin maltrato? –El “Estado de Bienestar” lo produce la sociedad bien educada y culta, no los gobiernos -.


El maltrato a los niños también genera los posteriores maltratos: a mujeres, ancianos, a niños, entre iguales, a los diferentes y a la sociedad toda.


¿Es mucho pedir que los políticos entiendan esto?... Posiblemente… Pero no es pedir mucho que lo entienda la sociedad, la ciudadanía, los educadores y los responsables de la Educación (los que no confunden educación con enseñanza escolar).


¿Para cuándo dejar de maltratar niños metiéndoles enlaescuela antes de los 6 (mejor sería 7) años de edad?


La solución es: adaptar lugares y, sobre todo, personal bien cualificado (el personal más y mejor cualificado de todo el espectro laboral), que acompañe a niños y padres en la más importante función social, en la educación de ciudadanos EDUCADOS y no solo escolarizados.


Isidro García Getino (Drociano)

© 2014 Equilibrio Emocional en la Educación Familiar y Escolar

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon