Una bella forma de tener siempre la vibración de ese sonido que marcó un momento especial en tu vida.

 

La primera vez que tu hijo dice “mamá”.
 

El sonido de tu ola favorita al surfear.

Inmortalizar el sonido del viento.

El sonido de ese motor que tanto te hace vibrar.

El sonido de tu piano, violoncello o guitarra.

 

El sonido que más significa para ti, perpetuado para siempre.

+info

© 2014 Equilibrio Emocional en la Educación Familiar y Escolar

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon